Se viene el turquesa

Publicado el 7 febrero 2015
Archivado en Maju | Salir del comentario

silla turquesaCuando dejamos todo en un mismo lugar estamos organizados, pero luego de un tiempo de ver día a día los mismos objetos, en los mismo lugares, con los mismo tonos de colores, es probable que, para la vista, nuestros amados espacio habituales se tornen aburridos y monótonos.

No os apresuréis. No hace falta salir corriendo a cambiar los muebles del hogar para redecorar vuestro sitio. Con un cambio de color a veces puede ser suficiente. Durante mucho tiempo cambiar el empapelado de la pared o el tono de pintura de la misma era un hito en los diseñadores de interior. Sin embargo, hoy se utiliza una idea mucho menos complicada y más económica,  que es la de cambiar, tan sólo, el color de los objetos de aquel espacio que precisa un rediseño. Es más, lo bueno es que podéis hacerlo tú mismo y no requiere mucho esfuerzo, como si lo puede ser pintar toda una pared o cambiar el estilo completo de las habitaciones.

Y si de tendencia se trata, lo nuevo llamativo y vistoso es convertir vuestros muebles u objetos gastados o aburridos en color turquesa.

Agarra vuestra silla de patio o del balcón, aquella mesa ratona de la sala, el marco de un cuadro o de un espejo, algún objeto de madera o antiguo y dale nueva vida con tan sólo algunas manos de pintura acrílica o pintura para madera o metal en color turquesa. Mientras más chillón el tono más vistoso quedará. También puedes darle este toque a vuestras lámparas, marcos de ventana, picaportes o a los interruptores de luz.  Elige que objetos, o cuales objetos, harán resaltar vuestra casa si le das un renacimiento pintándolo en este tono. lampara mimbre

Ten en cuenta no pintar demasiadas cosas, ni muebles demasiado grandes. Recuerda que los colores tan llamativos también tienden a aburrir el ojo y a cansar luego de poco tiempo.

 

Comentarios

No hay mas respuestas