Ropa de cama

Publicado el 2 Febrero 2013
Archivado en Ader | 1 comentario

Nuestro dormitorio es nuestro lugar especial, nuestro refugio. Podemos elegir el estilo que queramos para decorarla. Puede ser romántico, elegante, llamativo, exótico, etc. Y la mejor manera para asegurarse que las telas que usaremos reflejen nuestro propio gusto y deseo es haciéndolos nosotros mismos.
Los complementos del dormitorio pueden ser todo lo simples o complicados que usted desee. Puede elegir seda si desea elegancia, un algodón de flores para lograr un aspecto campestre o un chintz blanco para conseguir suavidad y difuminar la luz. Si el dormitorio hace el papel de estudio o sala de estar durante el día, puede camuflar la cama con una funda funcional ajustable.

Cubrecamas
Básicamente los cubrecamas son de dos tipos: colocados por encima o ajustables. Ambos estilos pueden llegar hasta el suelo y adornarse con tablas, flecos o galones. Otra posibilidad es que cuelguen hasta la mitad a los lados de la cama. Se puede usar casi cualquier tipo de tela, siempre y cuando sea resistente a las arrugas y tenga una buena caída. Los cubrecamas que se colocan por encima son los más fáciles de confeccionar, pues constan sólo de un rectángulo de tela que cubre la cama entera y cuelga por los lados. Las esquinas pueden ser cuadradas o curvas y el dobladillo, simple o adornado con un borde de otra tela.
Un cubrecama ajustable consta de cinco piezas: un panel superior y una falda formada por cuatro paneles de tela laterales. Uno de los paneles del lado largo se hace con dos piezas que tienen una abertura en forma de solapa.

 

Comentarios

Una respuesta para “Ropa de cama”

  1. patas somier pikolin on Julio 29th, 2013 11:01

    La cama de la primera foto es enorme. Que gusto daría dormir en una cama de este tamaño.

No hay mas respuestas