Reformar la cocina: problemas y soluciones.

Publicado el 5 febrero 2013
Archivado en Ader | 1 comentario

En la actualidad, de la cocina moderna se contemplan principalmente los aspectos funcionales. Los desplazamientos largos, el tener que agacharse o esforzarse para alcanzar algo que está demasiado alto, deben evitar se en la medida de lo posible. Lo que prima es la ergonomía.
Con el fin de responder a estas exigencias muchas veces será inevitable replantear tanto la disposición de los electrodomésticos como del mobiliario; habrá que colocar nuevos conductos y cables. Aunque el fregadero, el lavavajillas y la cocina tengan que disponerse en una pared distinta, o incluso colocarse en el centro del espacio, raras veces plantean problemas insalvables. Si sólo es preciso poner nuevas tuberías y cables de suministro en la misma pared o en la contigua podemos recurrir a la colocación sobre el muro, como ya hemos mencionado.

Colocar la cocina y el fregadero en el centro
La reforma de la cocina resultará un poco más laboriosa si queremos colocar la cocina y el fregadero en el centro, como los profesionales.
Para acercar los conductos y cables de suministro del modo menos visible y garantizar al mismo tiempo la pendiente necesaria para las tuberías de desagüe, necesitaremos una tarima, a no ser que vivamos en la planta baja y podamos planificar la colocación de conductos y cables por debajo del techo del sótano. Si se reforman varias casas a la vez, pueden montarse los respectivos conductos y cables dentro del falso techo del piso inmediatamente inferior, en el antiguo techo alto. Por supuesto, en tal caso tendrá que proporcionar el debido aislamiento acústico y evitar la formación de agua por condensación en las tuberías de agua fría mediante el adecuado aislamiento de las conducciones.
La solución más sencilla consiste en una tarima que se puede realizar sin problemas con una estructura de tableros de madera. La altura de la tarima dependerá de la distancia entre el fregadero y el emplazamiento anterior. Normalmente bastará linos 20 cm, así que solo sera un escalón; a mayor altura, más escalones. Para que no supongan un peligro debería resaltarlos con colores o, por ejemplo, con un pasamanos. También sirve aviso un testigo luminoso colocado detrás de un tal traslúcido en el interior del escalón.

 

Comentarios

Una respuesta para “Reformar la cocina: problemas y soluciones.”

  1. Reformar la cocina: problemas y soluciones II | Decoración viva on febrero 7th, 2013 22:21

    […] Puedes ver la primera parte aquí:  Reformar la cocina: problemas y soluciones  […]

No hay mas respuestas