Reformar la cocina: problemas y soluciones II

Publicado el 7 febrero 2013
Archivado en Ader | Salir del comentario

Puedes ver la primera parte aquí:  Reformar la cocina: problemas y soluciones 

Pegar nuevas baldosas sobre baldosas viejas

La higiene, la facilidad de mantenimiento y la larga vida útil convierten a las baldosas cerámicas en el revestimiento mural ideal para la cocina. Además, la oferta actual de estas baldosas engloba modelos muy acogedores y decorativos que ofrecen grandes posibilidades de diseño con sus imágenes, cenefas y listones de cerámica; son un gran aliciente para el reformador que desee elaborar un diseño nuevo de alicatado.
Para ello no es necesario en absoluto desprender a golpes las baldosas viejas. La técnica de capa delgada nos permite colocar las nuevas baldosas directamente sobre las viejas. Con las finas baldosas de reforma, así como los pavimentos de mosaicos pequeños y medianos, evitamos que las nuevas baldosas formen una capa demasiado gruesa y generen problemas a la hora de montar los empotrados y acometidas.

¿Qué hacer si queremos ampliar la zona alicatada?

Por lo general, antes las baldosas solían colocarse sobre la mínima superficie
necesaria alrededor del fregadero en la zona de las salpicaduras, y eventualmente encima de la cocina. Normalmente la altura del alicatado no pasaba de los 60 a 80 cm.
Hoy, en cambio, somos más prácticos y pensando, entre otras cosas, en el gasto de mantenimiento, solemos ser más generosos en el alicatado de las paredes de la cocina.
Si se quiere aumentar la altura del alicatado, deberá plantearse la forma de superar el resalte con el viejo alicatado y el revoque contiguo.
Aparte de la solución extrema que consiste en quitar a golpes de martillo las baldosas viejas, con el ruido y la suciedad que ello supone, hay alternativas realmente factibles mas acordes con el trabajo del aficionado.Para ello, una solución que resulta perfecta para el ojo consiste en aplicar una capa de mortero con el grueso de las baldosas viejas hasta llegar al nivel de las mismas. En tal caso suele ser preciso colocar metal expandido sobre el revoque antiguo para que las nuevas baldosas tengan agarre

 

Comentarios

No hay mas respuestas