La elección de colores

Publicado el 22 diciembre 2012
Archivado en Ader | Salir del comentario

La adición de color, dibujo y textura puede ser uno de los aspectos más apasionantes de la decoración del hogar. A través del color expresamos nuestra personalidad. El color nos permite también crear ambientes y reflejar estados de ánimo, confiriendo un toque único.

El espectro de colores es enorme, y las posibilidades casi ilimitadas: una combinación de rojos varía de púrpura a escarlata, de melocotón a rosa vivo, y puede adaptarse a zonas de estar muy distintas. En un comedor formal, iluminado para veladas, los ricos tonos púrpura resultan muy románticos, cubriendo toda la decoración desde el mantel hasta las alfombras. En una cocina familiar soleada, los tonos terracota de los azulejos, unas cortinas estampadas y una serie de accesorios resultan agradables y atractivos. En un dormitorio, una combinación de tonos rosados oscuros y claros junto con un color melocotón en el papel de la pared, la colcha y las cortinas consiguen un ambiente de estilo campestre. Si desea algo diferente en el baño, piense en un juego de alfombras de color rosa vivo y un papel pintado decorado con un montón de rosas enormes.

El color como inspiración

Puede crearse toda una combinación de colores que giren alrededor de un solo elemento, como puede ser una alfombra o un mueble concreto. Por ejemplo, su imaginación puede inspirarse en un aparador de madera de color verde manzana fuerte. Este color contrasta maravillosamente con el marrón, por lo que quedaría muy bien en una habitación con el de madera natural, paredes de ladrillo sin pintar y muebles de pino natural. El efecto que trata de conseguir puede realizarse con toques del mismo verde, en las fundas de los cojines, en los marcos de las ventanas y quizá en unos cuantos accesorios.

El verde es el color que asociamos con cosas vivas, por lo tanto resulta fácil con él y se suele elegir muy a menudo las combinaciones de colores. Sobre todo si vive usted en una ciudad, tiene sentido introducir en casa los colores de la naturaleza: desde el verde hoja hasta el verde aceituna, esmeralda o turquesa. Piense en la posibilidad de realzar una gama de verdes con un toque de morado para lograr un efecto rico, casi regio.

Si desea obtener una combinación de colores totalmente distinta, decore algunas zonas de su casa con atrevidos colores primarios. Un vestíbulo o sala de estar soleada, espaciosa y con pocos muebles puede parecer cálida y acogedora con un techo de color amarillo narciso. suelos de madera blanqueados, cortinas naranja, cojines turquesa y accesorios que contrasten con unas paredes de color gris azulado oscuro. Esta es sólo posibilidad entre innumerables combinaciones.

Otra manera de añadir toques intrépidos de color es pintar a mano o estarcir motivos alegres en las paredes y muebles; un tratamiento ideal para un pasillo de entrada informal o una cocina, dormitorio o baño. Puede variarse el tema de los motivos en las distintas habitaciones —reflejando así los usos y actividades— o bien mantener el mismo tema haciendo que este actúe como elemento decorativo unificador. De este modo tenderá puentes entre las decoraciones de las distintas zonas de su casa.

De la elección de los colores puede depender el que una habitación parezca mas pequeña o más grande, atestada o espaciosa. cálida o fría, más estridente o mas suave. Saber qué colores elegir para lograr justo el efecto deseado no siempre es fácil. El secreto radica en la habilidad con que se elijan y mezclen las telas, los muebles, el papel y los objetos decorativos. Por ello es fundamental mirar y aprender antes de comprar nada.

Desarrollo del sentido del color

Todo el mundo puede aprender a realizar combinaciones de color armoniosas, y con ello cobrar conciencia de cómo funcionan los colores y los estampados. Para explorar su propio gusto y estilo, observe escaparates, revistas y folletos publicitarios. Anote lo que le gusta y lo que no, e incluso recorte fotografías interesantes. Pronto comenzará a desarrollar sus preferencias personales y a descubrir las combinaciones que más le agradan. Existen algunas pautas generales que le ayudarán a elegir las combinaciones de color para su casa. Por ejemplo, para realzar un ambiente espacioso, elija una gama limitada de blanco, pasteles suaves o tonos azulados. Para dar más intimidad, utilice tonos más oscuros y atrevidos en la gama cálida del rojo; incluya estampados de colores y texturas distintas. Los colores vivos animarán una habitación triste y sombría, mientras que los colores tenues y los tonos más oscuros dulcificarán otra soleada. Los colores cálidos atrevidos y los contrastes fuertes crean una atmósfera viva, mientras que los tonos fríos y los contrastes suaves producen un ambiente tranquilo y relajado. A pesar de estas «reglas», la utilización del color es una cuestión muy personal. El color —como la música— varía según el estado de ánimo y el ambiente que crea, y todos tenemos nuestro propio gusto. Deje que su estilo y su gusto se desarrollen; tenga confianza en los colores que le atraen, cualesquiera que sean, y disfrute.

Comentarios

No hay mas respuestas