Iluminación

Publicado el 3 Enero 2013
Archivado en Ader | Salir del comentario

Cuando elija un esquema de color para una habitación, debe pensar primero en el uso que va a dar a esa habitación y, por tanto, en el tipo de iluminación que va a necesitar La luz es un elemento muy importante, ya que afecta a los colores y los hace parecer más claros o más oscuros. La luz natural proveniente de las ventanas cambiará el aspecto de los colores en los distintos momentos del día, avivándolos con el sol de la mañana y apagando gradualmente su tono a medida que va avanzando el día. Las luces artificiales también afectan a los colores de una habitación, haciendo que parezcan más claros o más oscuros. Además, estas luces pueden hacer trucos con los colores, causando a veces cambios sorprendentes con sólo apretar un interruptor.

La hora del día
El modo de incorporar la iluminación en el esquema de una habitación depende de cuándo y cómo se utilice esa área. Un dormitorio, por ejemplo, es la habitación más fácil de planear, dado que se va a utilizar con luz artificial durante la mayor parte del ario. Un comedor resulta también relativamente fácil, es una habitación que se utiliza para comidas y cenas, luego habrá que tener en cuenta la luz del mediodía y la del anochecer.

La iluminación del cuarto de estar
En la mayoría de las casas, la habitación más difícil de todas a la hora de elaborar un esquema de iluminación será el cuarto de estar, ya que es una habitación que se utiliza durante el día y la noche. Si se trata de una habitación soleada, se pueden elegir fríos azules y verdes y confiar en una cálida iluminación artificial durante la noche. Sin embargo, un cuarto de estar sombrío quizá necesite tonos anaranjados y amarillos para crear una sensación de calor.

Elementos de realce
La iluminación puede emplearse para acentuar ciertas características de la habitación. Si se colocan estratégicamente unas luces de pared, unos focos, una lámpara que dirija la luz hacia arriba o una colgada del techo, se puede cubrir toda una pared con un manto de luz. También es posible utilizarla para realzar una zona aislada, como una estantería con adornos, un nicho o cavidad lleno de bellos objetos, o iluminar una obra de arte, como una escultura o una pintura.

Eficacia de la energía
Un 20% de la electricidad generada se utiliza en la iluminación, pero cerca de la mitad se desperdicia iluminando habitaciones vacías o en forma de calor producido por las mismas lámparas. Las luces deben apagarse cuando no se utilicen.

Fluorescentes compactos
Bombillas que se ajustan a lámparas incandescentes regulares. Su larga vida compensa su elevado precio de compra.

Halógeno de tungsteno
Bombilla incandescente que produce una luz blanca muy similar a la de la luz del día. Las bombillas de alto voltaje son adecuadas para la iluminación general de una habitación; las de bajo voltaje las hace ideales para realzar. Son caras, pero pueden durar hasta 4.000 horas y ahorran cerca de un 60 por ciento del coste de energía.

Haluro de metal
Bombilla que combina la eficacia de la energía con la intensidad y que dura unas 6.000 horas.

 

Comentarios

No hay mas respuestas