¡Hora de pintar!

Publicado el 25 julio 2013
Archivado en Ader | Salir del comentario

Pintar una habitación con pintura acrílica
La mayor parte de las paredes y techos se pintan con acrílicos. Se escapan a esta norma los baños, lavaderos y cocinas (pinturas plásticas) y las casas de aquellos que quieren evitar el gotelé y similares.
Si vamos a pintar una habitación entera, lo mejor que podemos hacer es seguir un orden concreto. Empezaremos por el techo; luego pintaremos las tuberías y los radiadores (con su pintura específica) y por último haremos las paredes. Si también vamos a pintar puertas y ventanas, lo haremos cuando hayamos acabado con el resto.

Preparación previa
Parece una absurdidad de esas como para que me matéis, pero cuando uno pinta una habitación debe retirar todo aquello que esté colgado en las paredes.
Además, conviene retirar todos los muebles, y no apartarlos y cubrirlos con sábanas, porque nuestra habitación puede parecer el escenario posterior a un seísmo. Si hay algo que no se puede quitar bajo ningún concepto, lo envolveremos con un papel protector y cinta adhesiva de papel. Eso mismo haremos con los enchufes, rodapiés… Y tendremos la sana precaución de cubrir todo el suelo con papel de periódico.

Tip
A pesar de lo dicho, hay muebles de esos que pesan siete toneladas y que es mejor no mover para no sufrir contracturas. Si no hay más remedio, los colocaremos en el centro de la habitación y los cubriremos con sábanas viejas.

muebles

Consejo
Para que no te asfixies, para que la casa no huela, para que los niños no empiecen a hablar con los gnomos y para que la pintura seque bien, es conveniente tener abiertas las ventanas durante todo el proceso de pintado. O sea que, por tu bien y si puedes, pinta en cualquier estación que no sea el invierno.  

Comentarios

No hay mas respuestas