Empapelar

Publicado el 11 agosto 2013
Archivado en Ader | Salir del comentario

Empapelar paredes

Si el trabajo de pintor tiene momentos gloriosos, la tarea de empapelador, por lo estresante, puede quebrarle los nervios a un «manaza’s man». Vamos, que lo de empapelar está bien. Algunos usan los papeles como motivo de decoración (nos permite dibujos y formas imposibles con la pintura, salvo Leonardos y similares). Otros, como estupenda manera de tapar una pared que está hecha una pena y que nos puede provocar un suplicio si la queremos preparar para la pintura. En fin, que nos enfrentamos a una tarea algo complicada, pero no imposible. Hace falta precisión, paciencia y este material:

— Una mesa de pintor de aproximadamente 2 x 0,70 m o la mesa que tengas más a mano de dimensiones parecida.

— Una escalera de tijera

— Un metro doble de madera

—Una plomada

—Un cubo

—Una brocha o pincel ancho

— Cola de empapelar

— Un rodillo para aplastar las juntas Un fleje o cinta metálica

— Una cuchilla

— Más linimento, por si hemos gastado el que compramos para pintar

Puede que ya tengamos algunos de estos elementos en la caja de herramientas o entre los útiles de pintura. Lo que vas a tener que comprar por narices son los rollos de papel y la cola especial para empapelar.

empapelar

Truquillo

Si no tienes una plomada, no te agobies, porque te la puedes hacer tú mismo fácilmente. Coge un trozo de guita y átale una tuerca pesada o cualquier objeto que pese y que tenga un agujerito para atar la cuerda.

Comentarios

No hay mas respuestas