El decorador, un diseñador interiorista

Publicado el 23 octubre 2010
Archivado en Edjaval | 1 comentario

Las funciones de un decorador o diseñador de interiores, también llamado interiorista, son las de diseñar el interior de viviendas, oficinas, tiendas y otros lugares; planificar la distribución del espacio interior y el equipamiento a instalar, y aconsejar respecto al estilo de muebles, tapicería, pintura, cuadros, y otros elementos de decoración.

Un buen decorador interiorista sabe que debe ceñirse al carácter, la personalidad y necesidades de su cliente. Para ello sabrá idear y representar formas y espacios de diferentes escalas, dominando la proporción y apoyándose en elementos esenciales como el color, la textura, la luz y las técnicas gráficas adecuadas para transmitir sus ideas.

En muchas ocasiones utilizamos todas estas facultades para realizar proyectos de reforma en el hogar. Sabemos bien que algunos de nuestros lectores son unos ‘manitas’ y con un buen curso de arquitectura serían capaces de remodelar toda la casa.

Nuestro instinto y creatividad puede ayudarnos a crear interiores espectaculares, al igual que la sensibilidad por los colores, las texturas y la luz.

Si sientes que te gusta lo que haces puede ser el momento de realizar un curso de decoración para sacar mayor partido a tu creatividad.

El abanico de posibilidades laborales de los diseñador de interiores es muy extenso, resultado de vivir en una sociedad que demanda constantemente diseño e innovación. Quizá sea el momento de prepararte para un mercado en constante crecimiento.

Decoracionviva.com siempre te brinda consejos que puedan serte útiles en tus proyectos, éste es uno más que quizá puedas aprovechar.

.

Comentarios

Una respuesta para “El decorador, un diseñador interiorista”

  1. Los diseñadores y la decoración | decoracionviva on octubre 23rd, 2010 16:58

    […] Los decoradores e interioristas también tienen a su disposición cursos superiores muy interesantes sobre interiorismo y escaparatismo de los que hablaremos en un próximo artículo. […]

No hay mas respuestas