Cortinas

Publicado el 30 Diciembre 2012
Archivado en Ader | Salir del comentario

Las cortinas desempeñan una función práctica al ofrecer intimidad y aislamiento contra las corrientes de aire. Sin embargo, el papel que juegan en un esquema decorativo a menudo se subestima. Con su enorme variedad de tamaño, estilo y telas, las cortinas influyen enormemente en el ambiente de cualquier habitación de la casa. Las cortinas de algodón con motivos florales que llegan hasta la repisa de la ventana crean una ambiente fresco e informal, mientras que las cortinas de terciopelo que llegan hasta el suelo proporcionan un sello de majestuosa formalidad.
El tipo de cortinas que elija dependerá de sus preferencias personales, de su necesidad de calor e intimidad y del tipo de ambiente que trate de crear. Su elección también reflejará las características físicas de la habitación: la altura del techo, las dimensiones de la ventana y la cantidad de luz existente.

Colores y dibujos

Elija los colores basándose en el clima que desee crear. Por lo general, los colores de la gama del rojo son cálidos y vivos; mientras que los del azul son fríos y relajantes. Los colores se suavizan cuando se amortiguan con el blanco o el negro.
Los colores ricos y los dibujos muy marcados son mejores en habitaciones grandes, con espacio suficiente para hacer que resulten un elemento dominante. Las más pequeñas resultan menos agobiantes con cortinas de tonos suaves y dibujos pequeños. Las cortinas de tonos pálidos quedan bien en habitaciones oscuras, pues reflejan la máxima cantidad de luz. Si la decoración es suave, realce las cortinas con colores y dibujos que contrasten. Es mejor combinar el tamaño de los dibujos con el de las ventanas. Para lograr unicidad en una habitación, utilice colores que armonicen o que se complementen.

Comentarios

No hay mas respuestas