Consejos para trabajar con corcho

Publicado el 26 agosto 2013
Archivado en Ader | 1 comentario

A continuación, algunas recomendaciones que os pueden servir para trabajar más cómoda y eficazmente una materia prima que, todo sea dicho, es muy manejable.

— Podemos manipular el corcho con herramientas de muy fácil manejo: las más apropiadas para cortar este material serían las cuchillas —también denominadas cuters—, las limas, los papeles abrasivos y las chairas (que son cuchillas que suelen usar los zapateros para cortar la suela y que también resultan muy útiles a la hora de trabajar este material);

— algunos profesionales recomiendan, para pegar las planchas o baldosas de corcho, colas de contacto con base de agua (la consulta en la ferretería nunca está de más a la hora de tomar una decisión);

-debido a su porosidad, el corcho es fácilmente coloreable, lo que, en determinados casos, puede suponer un inconveniente. Contra esa cualidad, podemos emplear determinados tratamientos superficiales. La aplicación de ciertas ceras y barnices protectores puede bastar. Las más de las veces, sin embargo, no serán precisas estas medidas de protección, dado que el fabricante suele prevenir tal contingencia tratando previamente los corchos;

— tal y como ocurre con los tableros de madera o fibra, resulta conveniente —y revelador— dejar las baldosas con las que vayamos a cubrir un suelo o una pared, durante 48 horas, en la habitación en la que vayan a ser instaladas. De esa manera, el corcho se equilibrará higrométricamente (o lo que es lo mismo: tendrá tiempo suficiente como para asumir y encajar la humedad ambiental). Así, no nos llevaremos sorpresas desagradables —retracciones o dilataciones— una vez hayamos concluido la instalación;

— ésta debe ir precedida de una labor concienzuda de limpieza y desempolvado. La adhesión depende de esa circunstancia: así de sencillo;

– si pretendemos colocar baldosas de corcho sobre parqué, habremos de desengrasar primero éste (no hace falta extraerlo). Alquilar una lijadora pesada puede facilitar tamaña tarea. Lo importante es que la capa de barniz desaparezca completamente. La moqueta, las baldosas de plástico, el vinilo o el linóleo deben desaparecer también. Para ello, aplicaremos un producto que contenga el solvente apropiado para la cola que se usó a la hora de adherir el revestimiento precedente. Una vez desmontado, procederemos a lijar, como en el caso del parqué, con una máquina apropiada. Y una vez hayamos alisado la superficie, aspiraremos el polvo creado;

corcho2

Comentarios

Una respuesta para “Consejos para trabajar con corcho”

  1. Consejos para trabajar con corcho II | Decoración viva on agosto 27th, 2013 14:32

    […] Lee la primera parte aquí: Consejos para trabajar con corcho I […]

No hay mas respuestas