¿Cómo restaurar un mueble? II

Publicado el 1 julio 2013
Archivado en Ader | Salir del comentario

Puedes leer la primera parte aquí: ¿Cómo restaurar un mueble?

Quemaduras

— La primera tarea que habremos de abordar a la hora de tratar las quemaduras más profundas no va a ser otra que lijar la zona quemada. Habrá que proceder con cuidado, porque no conviene que lijemos el área circundante, la que no ha resultado afectada por la quemadura.

— Una vez hayamos eliminado la madera tostada, pondremos una gota de blanqueador en la zona más oscura utilizando un poco de algodón. Llenaremos el hueco con una lápiz de goma laca (que es una especie de lápiz grueso con el que simplemente pintamos; también es denominado laca en barrita, cera de mueblista, o masilla en barrita). A continuación, alisaremos con un trapo de algodón y, finalmente, barnizaremos si la zona quemada es profunda y grande

— Si el lijado ha sido profundo, quizá sea preciso un relleno de cera de abeja. Utilizaremos entonces entre 60 y 125 gramos de cera de abeja y un colorante vegetal o de madera que se mezcle con la madera pulida, no sin antes asegurarnos de que es de base ácida, de manera que se mezcle fácilmente con la cera. Para hacer el relleno fundiremos la cera lentamente al baño María añadiendo pequeñas cantidades del colorante. Habremos de extremar las precauciones para no sobrecargar el tinte; porque es fácil obscurecerlo, pero imposible su aclarado. Puede ser necesario mezclar dos tintes para igualar el acabado original. Verteremos entonces la mixtura en un bote limpio y aguardaremos su solidificación.

— Una vez se haya endurecido la cera, procederemos a extraerla del bote con una espátula. La ablandaremos un poco con los dedos. Acto seguido, calentaremos la hoja de una rasqueta de empastar con la llama de un fogón de cocina, por ejemplo, colocaremos la cera sobre ella y la dejaremos gotear en la zona dañada hasta un ápice más allá del colmo (para tener en cuenta la contracción).

mueble quemado

— Aguardaremos entonces a que la cera se asiente. Rasuraremos el sobrante muy cuidadosamente, una vez hayamos comprobado el asiento, con una hoja de afeitar no demasiado afilada. Si la quemadura está sobre una superficie acabada con goma laca muy brillante, rellenaremos el agujero con capas de goma laca hasta que se nivele con la superficie de alrededor (aplicaremos la goma laca con movimientos en forma de ocho alargado y leve presión) y barnizaremos hasta que todos los bordes estén bien mezclados.

Comentarios

No hay mas respuestas