¿Cómo puedo evitar que la correspondencia entre por debajo de la puerta?

Publicado el 28 junio 2013
Archivado en Ader | Salir del comentario

Pues colocando una placa de buzón. Sí, pero… ¿cómo puedo colocar una placa de buzón? Existen en el mercado placas de buzones de muy diversos estilos y de los más variados materiales (latón, hierro colado, aluminio y acero inoxidable, (entre otros). Asimismo, las hay que han sido diseñadas para que sean instaladas horizontalmente; y las hay también que deben ser dispuestas en vertical. Por lo general, aparecen dispuestas en horizontal, atornilladas al travesaño central de la puerta. En determinados casos, sin embargo, si la puerta está completamente acristalada, por ejemplo, las placas de buzón son colocadas en el travesaño inferior de la puerta, pero semejante ubicación no resulta muy recomendable, dado lo obviamente incómodo que resultará tanto para el cartero como para nosotros el manejo del correo. En esos casos, el problema se puede resolver colocando una placa, verticalmente, en uno de los montantes de la puerta (elementos verticales laterales), aunque corremos el riesgo de debilitar el cerramiento, por lo que sopesaremos detenidamente la decisión.

buzon

Sea como fuere, para abordar las operaciones de montaje de una placa de buzón, procederemos tal cual sigue: mediremos, en primer lugar, la anchura de la puerta. Determinaremos, a continuación, su centro exacto. Una vez hecho esto, a la altura del travesaño central, pues allí debe ir el buzón, señalaremos el hueco en cuestión. Es preciso que ese hueco sea ligeramente mayor que la hoja que se coloca con una bisagra sobre la placa de buzón (la hoja que bascula para dar entrada a las cartas). Haremos ahora un agujero de doce milímetros en cada una de las esquinas del rectángulo marcado, y avanzaremos con un serrucho de punta o una sierra alternativa vertical desde éstos. Haga las esquinas cuadradas con un formón y remate los bordes.

Comentarios

No hay mas respuestas