Como blanquear la madera

Publicado el 3 mayo 2013
Archivado en Ader | Salir del comentario

En primer lugar, lijaremos la superficie que deseamos blanquear. Para ello, envolveremos en papel abrasivo un taco de madera, de corcho o de goma, y así armados, procederemos a lijar. Si la superficie objeto de este trabajo es muy extensa, puede resultar más apropiado envolver, con el papel abrasivo, un ladrillo, en vez de un simple taco de madera. Sea como fuere, es preciso no olvidar que deberemos lijar siempre a favor de la veta, en círculos o a favor, nunca a través. Una vez llevada a cabo esta operación, mezclaremos una parte de amoníaco de 088 y cinco partes de agua. Aplicaremos la solución obtenida con una brocha y después lavaremos la madera con una parte de agua oxigenada de cien volúmenes por dos partes de agua.

lijar madera

El mercado oferta algunos blanqueadores de madera, tales como el hipoclorito sódico o el ácido oxálico cristalizado. Éstos, desafortunadamente, son muy potentes. Algunos de ellos son, incluso, venenosos, por lo que conviene echar mano de ellos sólo si no nos queda alternativa alguna y, en todo caso, extremando las precauciones.

¿Como he de pintar una puerta?

Si es panelada, siguiendo un orden lógico. Así de sencillo… O así de complicado. Algunos profesionales proponen empezar por las molduras y seguir con los paneles. Pintaríamos a continuación los montantes intermedios verticales del centro y luego los travesaños que cruzan. Finalmente acabaríamos pintando los montantes verticales exteriores y el borde de la puerta.

Si es vidriada, empezaremos por los junquillos y seguiremos después la secuencia para puertas paneladas.
Si es lisa, empezaremos por arriba y trabajaremos por secciones. Deberemos rematar cada una de esas secciones con ligeros brochazos verticales. Finalmente, pintaremos los bordes partiendo desde ellos. No debemos pintar nunca hacia ellos.

pimtar

En todos los casos, quitaremos las manillas y dejaremos la puerta abierta y sujeta con una cuña con el fin de evitar que se cierre accidentalmente. Una precaución añadida es guardar la manilla en la habitación.

Comentarios

No hay mas respuestas