Armarios colgados y encimeras

Publicado el 11 marzo 2013
Archivado en Ader | Salir del comentario

En los armarios de pared de la cocina, además de guardar la vajilla y los utensilios para cocinar, se guardan ciertos alimentos, por lo que su limpieza debe de ser frecuente. Elimine el polvo de sus muebles de cocina con el aspirador o pásele un paño. Lave el interior, si es posible, con una esponja empapada de agua jabonosa o agua avinagrada. Si éstos fueran de madera barnizada o pintada, límpielos con una esponja húmeda con agua y jabón. Evite en todo caso utilizar un estropajo que raye. Evite igualmente el polvo limpiador y el líquido lavavajillas, a menudo demasiado decapantes. Aclare y seque rápidamente. A continuación algunos consejos:

 

Encimeras

Las encimeras son el lugar de trabajo de preparación de los alimentos por lo que su limpieza debe de ser inmediatamente después de su uso. Si su encimera es de cerámica, es muy resistente y se puede lavar con detergente en polvo (abrasivo), con agua y jabón o con lejía, con la ayuda de una esponja o un estropajo metálico. En cambio, si su encimera es de materiales compuestos, es resistente, pero puede rayada (generalmente en estas marcas se acumula la suciedad, dándole un aspecto desagradable). Por tanto, para limpiarla no la raye, ni la agreda con polvos ni estropajos metálicos. Límpiela con una esponja con jabón. Aunque es posible hacer un trabajo de reparación en una encimera rayada, es un trabajo que deberá encargar algún especialista.

Los armarios de cocina, sobre todo en los que se guardan alimentos, deben revisarse con frecuencia para detectar posibles «visitantes» no deseados.

Comentarios

No hay mas respuestas