Árbol de Navidad: Cómo decorarlo para que sea perfecto

Publicado el 27 diciembre 2012
Archivado en cpuigbert | Salir del comentario

Muchos habréis puesto el árbol de Navidad este año. Y a veces se hace complicado decorarlo de forma que se vea bonito, pero a la misma vez diferente al año anterior. De hecho seguro que hay muchas veces que llegamos a casa de nuestro familiar el día de Noche Buena y pensamos, otra vez el mismo árbol de siempre.

Por eso, aquí os dejo algunos consejos para que vuestra decoración navideña sea distinta y alegre cada año. Para empezar, colocad el árbol en algún sitio de vuestra sala de estar que tenga cerca un echufe. De esta forma podremos poner fácilmente unas luces que animen el espíritu navideño sin tener que esquivar cables por todo el comedor.

Aunque la combinación de adornos va a gustos, hay algunas combinaciones que siempre quedan bien. Podéis utilizar las siguientes: rojos y dorados, plata y blanco, blanco y negro, plata y azul o verde, y finalmente amarillo, naranja y dorado.  ¿Cuál habéis escogido este año?

¿Cómo decorar nuestro árbol navideño?

Una vez contamos ya con el árbol (hemos desplegado de abajo a arriba nuestro árbol de plástico o acompañado las ramas del abeto natural para muestren una forma más o menos cónica), el primer paso para su decoración es poner las luces. He encontrado este esquema que nos muestra cómo podemos colocar las luces de nuestro árbol navideño.

Aunque yo siempre las coloco como se muestra en el dibujo B, si nuestro árbol es bajito, la forma A es la mejor manera de estilizar nuestros abeto y hacerle lucir más este espíritu navideño que queremos que le de a nuestro salón.

Detalle interesante: los adornos más claros deberían de ir más pegados al tronco, para reflejar las luces y ampliando su brillo. Además la sensación de profundidad del árbol se multiplica con este efecto. Los adornos de un color más bien fuerte, intenso, se colocarán más lejos del tronco.

Deberemos procurar que los adornos queden organizados en armonía a lo largo de todo el árbol. Podéis fijaros que un lado no esté más cargado que otro, y que los colores estén repartidos lo más equitativamente posible en todo el árbol, o al menos, en la cara frontal del abeto que veremos durante todas las navidades.

Para terminar, un último consejo: procurad que el tamaño de los adornos esté acorde con el tamaño del abeto, quedaría algo “raro” tener un pequeño árbol… ¡con unas bolas enormes!

Si tenéis más ideas para mejorar nuestros árboles de Navidad, ¡No dudéis en comentarnos! Cualquier consejo más será de ayuda para hacer de nuestra cosa el hogar más acogedor.

Comentarios

No hay mas respuestas