Alfarisk minimiza los riesgos de tu negocio

Publicado el 27 marzo 2013
Archivado en Clara | Salir del comentario

Al abrigo de la burbuja inmobiliaria, en nuestras ciudades crecieron como setas las tiendas de decoración, ya que cuando una familia compraba una casa, el siguiente paso era decorarla con lo mejor que se podían permitir.

Gracias a que los bancos daban manga ancha a la hora de conceder hipotecas, los compradores de casas nuevas tenían disponible mucho dinero para poder gastar en muebles, alfombras, cortinas, y todo lo que hace falta para decorar una casa.


Por desgracia, el número de tiendas de este tipo en nuestras ciudades ha descendido mucho, hasta el punto que la mayoría de ellas han tenido que cerrar ante la falta de clientes, y la falta de dinero para comprar. Además, la apertura de grandes superficies que se dedican a la decoración, ha dado la puntilla a las tiendas de barrio, que ofrecían un servicio profesional y personalizado.


Si tienes una tienda de decoración, y has conseguido sobrevivir a la crisis deberías protegerte contra imprevistos. ¿Sabías que el responsable de todo lo que ocurra dentro de tu tienda eres tú? Si no lo sabes, lo mejor que puedes hacer es informate ahora mismo y contratar un seguro de responsabilidad civil que proteja a tu tienda y a tu patrimonio ante cualquier demanda de un cliente.

Nunca se sabe cuando un cliente insatisfecho nos puede llevar a los tribunales, o cuando puede ocurrir un accidente dentro de nuestra tienda. Algo tan simple como una persona mayor que se cae y se hace daño, puede acabar con una demanda en la que tengamos que pagar una buena suma de dinero, la cual es posible que no tengamos dada la situación de la economía en la actualidad.

Comentarios

No hay mas respuestas